Alergia al sudor, remedios caseros

Alergia al sudor

En ocasiones tu cuerpo puede presentar alergia al sudor y con ello provocar erupciones cutáneas. Por lo general,  este tipo de alergia sólo se produce cuando la persona afectada suda demasiado.

La sudoración excesiva puede provocar alteraciones en la piel, en este caso urticaria colinérgica, que junto con el aumento de tu temperatura corporal hace que aparezcan algunas ronchas por tu piel.

Esas ronchas en la piel suelen aparecer al poco tiempo de comenzar a sudar, pudiendo llegar a durar más de 2 horas desde que el cuerpo recupera su temperatura corporal.

Aunque según los dermatólogos, la alergia al sudor no está reconocida científicamente como tal, aquí puedes ver algunos de los síntomas de esta afección.

Síntomas de la alergia al sudor

Aunque esta alergia no está reconocida como tal, sí es cierto que muchas personas lo padecen y tienen los mismos síntomas, todos relacionados con el sudor y con la piel.

Las causas de esta alergia también podría estar relacionada con tu ropa, jabones o algunos suplementos para deportistas.

Por otro lado, es posible que ese tipo de alergia, que se relaciona con el sudor, sea en realidad una alergia de la piel, pero es el sudor el que acelera o activa esta alergia.

Algunos de estos síntomas son:

  • Irritación de la piel
  • Eccemas
  • Piel seca
  • Picor
  • Enrojecimiento generalizado
  • Ronchas rojas
  • Acné

La alergia al sudor por lo general aparece en forma de ronchas rojas y picores, pero podría ser con otros de esos síntomas.

Este tipo de alergia a la sudoración no se debe confundir con la sudamina, que se trata de un sarpullido que sufren los bebés o niños de poca edad, aunque también es posible encontrarla en adultos con la piel muy sensible.

En este caso son las glándulas sudoríparas las que se obstruyen por los minerales que desprende tu cuerpo al sudar, apareciendo sarpullidos en forma de granitos pequeños, frecuentemente en la cara, cuello, pecho y espalda.

Remedios caseros para la alergia al sudor

Al no estar probado científicamente que los síntomas sufridos sea por una alergia al sudor, no existen medicamentos o tratamientos para controlar esta afección, por ello hay que tirar de remedios caseros.

Siguiendo estos consejos podrás evitar en medida de lo posible los picores y las molestias causadas por el sudor.

También te recomiendo que le eches un vistazo a estos consejos para dejar de sudar

Utilizar ropa de algodón

La ropa de algodón es fresca y transpirable, por lo que te ayudarán a que tu piel se ventile de manera natural y te alejará de acumular sudor en tu piel, que al final es lo que te produce esa alergia que padeces. Utiliza prendas 100% algodón y holgadas.

Evita la exposición al sol

El sol no es tu mejor aliado contra los picores o las distintas afecciones provocadas por el sudor. Intenta no estar al sol en las horas más calurosas del día y utiliza cremas protectoras para tu piel, a ser posible de un factor protector alto.

Precaución al hacer ejercicio

Cuando vayas a practicar deporte, además de tener en cuenta los dos consejos anteriores, que son importantísimos, no descanses demasiado tiempo después de finalizar la actividad física, a ser posible, date una ducha inmediatamente después de terminar para retirar todo el sudor de tu cuerpo. Después aplica un poco de crema corporal en tu piel.

Utiliza un buen desodorante

Cuando vayas a elegir un desodorante, recuerda elegir uno de calidad y a ser posible uno de marca reconocida, no te conformes con el más barato del supermercado, éstos por lo general sólo sueltan fragancia y su efecto dura muy poco.
Utiliza un desodorante sin alcohol y pensado para evitar el sudor, y no para enmascarar el olor bajo otras fragancias.

Otras afecciones

El sudor, además de los problemas de los que hemos hablado, también puede estar relacionado con otras afecciones de la piel, como la dermatitis o la urticaria.

En caso de padecer síntomas a largo tiempo o que no desaparecen a los pocos días, recuerda acudir a un médico especialista que estudie tu caso.

Las afecciones alérgicas generadas por el sudor, como los granos, las ronchas o los picores suelen desaparecer pocas horas después de haber retirado todo el sudor de la piel y haber recuperado la temperatura corporal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *