Hiperhidrosis en niños, mi hijo suda mucho ¿Qué hago?

Hiperhidrosis en niños

La hiperhidrosis en niños es una sudoración excesiva que interfiere con la vida diaria de tu hijo, además pueden experimentar episodios extremos de sudor que empapan su ropa e interfieren con las actividades escolares y sociales.

Si tu hijo suda más de lo normal, puede tener hiperhidrosis , una condición que hace que sude hasta cinco veces más de lo necesario para regular la temperatura corporal.

La hiperhidrosis no es común en niños pequeños. La sudoración extrema puede ser un síntoma de un problema médico subyacente. Aquí está todo lo que necesita saber sobre la hiperhidrosis en los niños.

Sudor en niños ¿qué cantidad es normal?

Todos los niños sudan una cierta cantidad, por lo que podría decirse que el sudor en los niños es algo normal.

La actividad física y los ambientes cálidos o húmedos son situaciones en las que es normal encontrar niños que sudan mucho.

Un niño que tiene un resfriado, gripe o fiebre también puede experimentar sudoración intensa. La condición generalmente desaparece tan pronto como comienzan a sentirse mejor.

Como regla general, es normal que tu hijo sude en situaciones en las que tú también estás sudando.

Si la transpiración excesiva en niños persistente sin razón aparente, tu hijo podría tener hiperhidrosis.

Síntomas de sudoración excesiva en niños

Los signos de sudoración anormal en niños incluyen:

  • Sudar en la cara o los brazos, incluso cuando la temperatura es agradable.
  • Ropa empapada constantemente por el sudor.
  • Sudoración excesiva en las manos que interfiere con la escuela y el juego.
  • Sudor que empeora en ambientes cálidos y situaciones estresantes.

Tipos de hiperhidrosis en niños

La hiperhidrosis afecta a menos del 1% de los niños y al 1.6% de los adolescentes. Hay dos tipos de hiperhidrosis que pueden afectar a los niños.

La hiperhidrosis primaria causa sudoración excesiva en una parte del cuerpo, como las axilas , las manos o los pies. Los niños con hiperhidrosis primaria generalmente no sudan mientras duermen.

Los médicos no están seguros exactamente de qué causa la hiperhidrosis primaria, pero la investigación muestra que es una afección hereditaria. Por lo cual, los niños sanos también pueden ser diagnosticados con hiperhidrosis primaria. 

Aunque los síntomas de hiperhidrosis primaria en niños generalmente aparecen durante la pubertad o la edad adulta temprana, también pueden desarrollarse durante la infancia.

La hiperhidrosis secundaria se refiere a la sudoración excesiva generalizada que ocurre en todo el cuerpo. Por lo general, es causada por una afección médica o medicamento subyacente. 

Los niños con hiperhidrosis secundaria también tienen más probabilidades de experimentar sudores nocturnos. Los sudores nocturnos en niños pueden tratarse de la misma manera que la hiperhidrosis secundaria.

Muchas afecciones médicas y medicamentos pueden causar hiperhidrosis generalizada secundaria en niños. Las causas comunes incluyen:

  • Infecciones
  • Hipertiroidismo
  • Diabetes
  • Trastornos metabólicos y hormonales.
  • Medicamentos con receta
  • Medicamentos antidepresivos

La sudoración excesiva en niños no siempre equivale a una afección médica grave. Si sospecha que tu hijo podría tener hiperhidrosis, es mejor consultar con su pediatra para determinar la causa subyacente.

Su pediatra completará un examen físico, realizará una evaluación detallada de los síntomas del niño y realizará pruebas para determinar si la sudoración es un signo de otra afección.

Tratamientos seguros contra la hiperhidrosis en niños

Aunque el sudor excesivo en niños no tiene cura, o al menos de manera fácil, es tratable. Si tu hijo tiene hiperhidrosis secundaria, su pediatra trabajará para tratar la afección subyacente que está causando la sudoración excesiva.

Si su hijo tiene hiperhidrosis primaria, hay varias opciones de tratamiento disponibles. Estos son algunos de los tratamientos más seguros:

Antitranspirante

Los antitranspirantes contienen aluminio, que obstruye las glándulas sudoríparas y evita que produzcan sudor. Su pediatra o dermatólogo puede recetar antitranspirantes tópicos como para combatir la hiperhidrosis en los niños.

Aplique antitranspirantes tópicos en el área afectada una vez al día, preferiblemente por la noche.

Iontoforesis

Durante la iontoforesis, un dispositivo médico pasa una corriente eléctrica leve a través del agua a la superficie de la piel mediante recipientes poco profundos o almohadillas especiales. 

Este tratamiento eléctrico de bajo voltaje es especialmente efectivo en el tratamiento de la hiperhidrosis palmoplantar (manos y pies).

La iontoforesis no es dolorosa y los tratamientos duran de 20 a 30 minutos. Su médico le recomendará un programa de mantenimiento regular (generalmente un tratamiento por semana) para mantener a raya los síntomas de sudoración de tu hijo.

Medicamentos orales

Los anticolinérgicos son la clase más común de medicamentos para la hiperhidrosis en niños. Reducen la sudoración al secar todo el cuerpo.

Los anticolinérgicos pueden causar una variedad de efectos secundarios, como sequedad de boca, visión borrosa y retención urinaria, por lo que es importante mantener a su hijo hidratado y vigilar los síntomas de sobrecalentamiento cuando toma medicamentos para la hiperhidrosis.

Nunca debes medicar a tu hijo con ningún medicamento que no haya sido recetado por un especialista o por su pediatra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *